El feriado por el Día de la Bandera se transformó en el día más frío en lo que va del año en Viedma y Patagones, cuando restan pocas horas para la llegada del invierno. La mínima llegó a los 3,6 grados bajo cero, alrededor de las 7.30.

En la ciudad, hubo poco movimiento por el feriado nacional aunque varias personas debieron cumplir con sus obligaciones y salieron a la calle con el mayor abrigo posible para eludir al frío.

En varias lugares de la capital rionegrina, aquellos que madrugaron observaron el congelamiento de varios charcos por la bajas temperaturas y que se mantuvieron en ese estado hasta el mediodía para convertirse por ahora en el día más frío de lo que va del año en la Comarca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *