El titular de la Fundación Apostemos a la Vida de Viedma, Leandro Martínez, expreso su preocupación por la FALTA DE CONTROL en la comercialización de alcohol de manera clandestina, en diferentes sectores de nuestra ciudad, y la falta de interés de quienes tienen el deber ineludible de llevar adelante los procedimientos, así como también, para sancionar a quienes no respetan las normas vigentes en cuanto al cierre de los comercios que sin ningún problemas venden bebidas de todo tipo pasada la medianoche violando la Ordenanza que regula los horarios de cierre.
En nuestra ciudad los vecinos, advierten a los medios radiales mediante llamadas o msj. de texto sobre estos hechos que atentan contra la salud de las personas y de terceros, dando a conocer lugares en los que sin permiso comercial se expende alcohol a toda hora, sin tener ninguna respuesta por parte de las autoridades municipales que podrían actuar de manera ejemplificadora, como otros municipios de nuestra provincia, ya que los inspectores Municipales tienen el Poder de Policía para iniciar una presentación de oficio por ante la Fiscalia de turno, para poner freno al abuso que están instrumentando en la VENTA CLANDESTINA DE BEBIDAS ALCOHOLICAS.
En estos casos se deben acordar pautas de conducta con los fiscales, los jueces de instrucción y la Policía, con el objetivo de acordar criterios y agilizar los procedimientos conjuntos, para detectar e impedir este tipo de prácticas que generan problemas sociales, ruidos molestos, UNA VIOLENCIA SIN FIN y disturbios entre los vecinos.
No podemos quedarnos de brazos cruzados ante una problemática como es el alcoholismo que va creciendo día a día, destruyendo los principios básicos y esenciales de las familias, de los jóvenes y de la sociedad en su conjunto.
Los esfuerzos y la voluntad de actuar rápidamente es responsabilidad de todos para tratar de frenar estas maniobras que utilizan aquellos individuos que venden irregularmente alcohol a toda hora. Cabe recordar que desde nuestra institución realizamos un pedido al Intendente de Viedma, para que instrumente una línea gratuita de un 0800 para denunciar a quienes comercializan ilegalmente bebidas sin importarles la destrucción que hacen de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *